testimonios

Testimonios

“ Muy buen taller!! Me ayudo muchísimo a poner un stop y cambiar muchas conductas.
Salí fortalecida y más segura frente a la comida. Me llevo meditaciones, un montón de herramientas valiosas para seguir aprendiendo a comer consciente y el nivel humano de Jordana. ”

Sandra Gonzalez

“ Recomiendo muchísimo este taller!!! Me llevo muchas herramientas para una relación más sana con la comida.
Identificar el tipo de hambre, identificar las emociones con las que estoy comiendo, hacer pausas para respirar, masticar consciente!
Gracias Jordana!!! ”

S. F.

“ Tener las herramientas que me brindo este taller mejoró mucho mi relación con la comida. Pensé que iba a tener que vivir a dieta toda mi vida, y sin embargo, gracias a este taller, pude entender que no necesariamente es asi. Me senti identificada y acompañada durante todo el taller. ”

G. P.

“ Con la comida en particular y en la vida en general, el hecho de estar presente, atenta y consciente a lo que ocurre en mi cuerpo, en mi mente y en mi corazón, me permite vincularme de un modo más saludable, amoroso y compasivo.
Agradezco y valoro la ayuda de Jordana durante este proceso de sanación. ”

Jimena Alcaraz

“ Esta experiencia me ayudó a salir del piloto automático, algo tan regular en mi.
El poder darme cuenta qué elijo y cómo quiero estar, desde un lugar de amor, respeto y autocuidado.
Gracias Jordana por enseñarme este nuevo camino!!! ”

A.A.

“ Quería aprender o analizar bien que pasaba que no había dieta que modificara mi comportamiento post hacerla. Jordana me explico y me ayudo mucho dándome herramientas a las cuales recurrir cuando eran necesarias.
Es muy cálida y me hizo muy bien poder ver que pasaba.
Siento que pude bajar un cambio y elegir comer pensando. ”

L.B.

“ Después de muchos años de sentir enojo y frustración con la comida, hoy siento que puedo tener una relación sana y que tengo herramientas para mantenerla. Observarme en forma integral, física, mental y emocionalmente, permite elegir y darme lo que necesito, a veces es comida, otras veces no.
Siento que tengo el control, porque puedo salir del automático. Sinceramente estos diez encuentros me cambiaron la vida, con métodos sencillos y fáciles de incorporar. Me siento muy feliz con todo lo que aprendí.
Gracias Jordana por este taller maravilloso, y por tu dedicación que me motivó a comprometerme en cada uno de los encuentros. ”

Romina Schichwarg

“ El taller me dio muchas herramientas que no conocía, para controlar mis impulsos frente a la comida, para seguir andando de manera consiente el camino hacia el autoconocimiento. Como más despacio, y muchas veces, converso conmigo misma sobre las opciones de comida.
Empiezo a tener conciencia de mis actitudes frente a la comida. ”

C.F.

“ El taller me ayudo a tomar consciencia de la manera de comer, aprender técnicas para parar de comer en automático, estrategias para detectar si el hambre es emocional o fisiológico... aprender técnicas y ponerlas en práctica para que se conviertan en hábitos.
Lo que más me gustó del taller es que es fácil de ponerlo en practica, simple y lógico, así como el profesionalismo, el acompañamiento y tu calidez. ”

Analía Magdalena

“ Muchas veces comemos pero no estamos ahí mientras lo hacemos. Estamos en piloto automático. El taller me ayudo a tomar conciencia de ese momento, a bajar un cambio, a intentar estar presente y a poder empezar a cambiar mis hábitos. Comer con atención plena muchas veces significa bajar un cambio e intentar que nuestro hambre emocional no sea el que nos domine. ”

A.T.

“ Me pareció muy útil ya que me permitió poder registrar mis emociones, hábitos en relación a la alimentación y de esa manera poder ir a buscar la mejor herramienta para cada momento. ”

M.L.V.

“ Es muy importante la conciencia a la hora de comer y haciendo este taller creo que estimulas tu conciencia, lo recomendaría plenamente !!!!!!
Es muy valioso las herramientas con las que te da, realmente estoy muy conforme. ”

Edit Herzkovich

“ El taller me ayudó a centrarme en ahora, a decidir qué hacer y que no, independientemente de si es lo correcto. Creo que es el primer paso para un cambio sostenido en el tiempo. ”

L.D.

“ Me resulto sumamente útil el taller, hacer pausas, analizar situaciones, bajar un cambio.
Es un continuo aprendizaje que hay que estar "muy consciente" para llevarlo a cabo, estoy implementándolo en varias áreas. ”

G.M.

“ El taller me ayudó a conectarme con mi interior, poder poner un freno, estar atenta a lo que me pasa y pensar en las consecuencias de mis elecciones. No siempre se logra, pero seguir intentándolo vale la pena. He logrado comer pausadamente, poner la atención en el presente. Reconciliarme y valorar mi cuerpo y sentirme linda. Comprometerme conmigo misma. Todo esto se puede aplicar a otros ámbitos no solo al tema con la comida. ”

I.B.

“El taller fue muy interesante y útil. Me fui con muchas herramientas para poder aplicar en la vida cotidiana para bajar la ansiedad, comer un poco mas lento y prestar atención al nivel de hambre que tengo.
Jordana es un amor, siempre tiene mega paciencia y explica todo muy claro! ”

M.T.C. de taller grupal

“Cursar el taller fue una experiencia enriquecedora.
Aprendí nuevas técnicas que me permitieron conectarme con la comida de una manera más saludable y consciente, comer más despacio y poder poner un stop al comer emocional.
Lo que más me gustó fueron las actividades donde recapitulamos con los hechos de nuestra vida cotidiana y conducta y los audios de meditación ”

F.P. de taller grupal

“Me sentí como cuando era chica que todo era un hallazgo y todo me sorprendía. En cada encuentro logré conectar con distintas emociones y sensaciones que, quizás, estaban hace mucho tiempo ahí pero nunca les había puesto atención. El taller me ayudó a que hoy sea consciente de mis acciones, no sólo al comer sino ante cualquier situación de la vida cotidiana.
Logré salir del castigo constante cuando las cosas no salían como deseaba y aproveché dichos acontecimientos para tomarlos como un aprendizaje.
Descubrí herramientas que me ayudan a estar atenta a qué es lo que quiero y necesito realmente.
Aprendí a no dejarme llevar por el impulso, que siempre es bueno hacer una pausa y darse la posibilidad de elegir.
Terminado el taller siento un estado plenitud absoluta, hoy tengo una mente con actitudes positivas y una pisada segura sobre la Tierra.”

P.B. de taller individual

“El taller me permitió sumar herramientas para seguir combatiendo la ansiedad. Me ayudó a entender que vivimos en automático y que conectarnos con nosotros mismos es más sencillo de lo que imaginamos. Solo es cuestión de parar, respirar e intentarlo. De seguir intentándolo cada día.
Me dio la posibilidad de aprender a hacer ciertas pausas antes de determinadas situaciones, a tomarme tres segundos para detenerme y respirar antes de decidir si comer o no algo.
Lo mismo me sucede en otros ámbitos... tomarme esos segundos antes de reaccionar con enojo ante un tema o antes de dar una respuesta apresurada. El preguntarme en algunas oportunidades si tengo realmente hambre, si necesito seguir comiendo o si ya estoy satisfecha.
A no enojarme tanto conmigo, a tratarme más amorosamente. “

MJC de taller individual

“Gracias a Jordana con su experiencia y profesionalismo en el tema y el contenido de su taller, pude aprender a relacionarme desde un lugar más sano con los alimentos, a disfrutar de una comida sin culpa y miedo a engordar, a ser más consciente de qué necesita mi cuerpo para estar sano, fuerte y con energía. A prestarme atención en mis emociones que me llevaban a comer mal y picotear fuera de hora, a bajar varios decibeles de ansiedad al comer, por lo que hoy hace que coma lo justo y necesario y no por demás hasta sentirme llena e incómoda, o estar a dieta constantemente, restringiendo alimentos, cosa insostenible en el tiempo. Y también me ayudo con esos mismos conceptos a llevarlos a otros aspectos de mi vida, como las relaciones con los otros, trabajo y demás. Porque todo está relacionado a cómo nos tratamos a nosotros mismos. Muchas gracias Jordana por tu generosidad y escucha. Me encantó el taller. Todos los días puedo lograr practicar algún concepto que son simples y con voluntad y constancia...se re puede!”

C.G. de taller individual.

“Lo que más me gustó fue sentirme cómoda y a gusto a tu forma de llevarlo adelante, súper amena, clara, simple, concisa. También me sentí a gusto con los demás que participaron.
Sinceramente me encantó! Nunca había participado de un taller así, me sentí tan cómoda y tan a gusto que cada semana concurría con ganas.
Aprendí a conocerme más, a prestar atención a muchísimos detalles que nunca se me hubiesen ocurrido, a conectarme conmigo misma desde otro lugar, con amabilidad y consciencia sin imponerme cosas, sino eligiéndolas y de manera consciente.
Pude implementar pequeños cambios como tomar consciencia de determinadas actitudes y cambiarlas. Pude conectarme conmigo misma desde un lugar amoroso”

K.T. de taller grupal.

“Fue algo nuevo, me hizo abrir la cabeza y re pensar esto de la comida, sos muy buena comunicadora o por lo menos yo lo sentí y viví así. El taller te hace posicionarte desde otro lugar, te hace modificar hábitos, disfrutar y tratar de estar en el presente con lo que comes y cómo lo comes”

A.R. de taller grupal.

“Hermosa experiencia. Muy recomendable el taller! Vale la pena! Hice muchas dietas, pero esto es realmente diferente! Un placer escuchar a Jordana.”

N.Y. de taller grupal.

“Es una muy buena herramienta para trabajar los conflictos con la alimentación”

Marcela B. de taller grupal.

“Siento amor propio finalmente!”

Felicitas l. de taller grupal.

Contacto


Dirección: Virrey del Pino y Moldes.
Ciudad Autónoma de Buenos Aires Argentina.

Gracias por contactarnos...